¿Cómo prevenir y/o reducir el estrés laboral en enfermería?




Prevenir y actuar contra el estrés laboral tiene que ser tarea tanto del trabajador como de los mandos directivos de cualquier empresa, ya que tiene consecuencias negativas para las dos partes, incluso para personas ajenas a esa relación laboral.

El primer paso para prevenir el estrés laboral es conocerlo y reconocerlo. Es una patología que afecta a millones de personas en el mundo y se convierte en una epidemia para las empresas y la sociedad del siglo XXI.

Si estamos en una fase inicial del estrés, podemos nosotros mismos intentar revertir la situación poniendo en marcha algunos consejos. Pero si vemos que no somos capaces de manejar el estrés por nosotros mismos, y esto deriva en otros síntomas o patologías, hay que considerar visitar a un terapeuta que pueda ayudar a encontrar otras maneras de combatir el estrés, o incluso visitar a un facultativo y/o tomar alguna medicación.




Causas del estrés en enfermería.

Se han realizado múltiples estudios de investigación en distintas unidades asistenciales y hospitales, en los que han participado miles de profesionales sanitarios. Evidentemente los estresores son distintos y las conclusiones distintas, pero los principales y más frecuentes factores que generan estrés en enfermería son:

  • La carga de trabajo, con una asignación de pacientes muy elevada, y que por sus patologías precisan de muchos cuidados.
  • La muerte y sufrimiento.
  • Interrupciones frecuentes en la realización de sus tareas.
  • Realizar demasiadas tareas que no son de enfermería. Estos dos últimos se presentan relacionados con aspectos de la organización.

Todos estos estudios no hace más que mostrar, la continua tensión a la que están sometidos los profesionales sanitarios, que se enfrentan a situaciones de sufrimiento y de lucha entre la vida y la muerte.

De todos estos estudios, me llama la atención que muchos de ellos tienen en común el escaso apoyo que sienten los profesionales por parte de sus superiores, compensado por el recibido de sus compañeros de trabajo. Esta percepción de falta de apoyo resultó ser más acusada en los profesionales adscritos a la dirección de enfermería.
Por tanto, es un área de mejora sobre la que se debería intervenir desde la gestión de recursos humanos, para fomentar el bienestar de los profesionales y prevenir la aparición del desgaste profesional en este colectivo sanitario, aumentando así la calidad de los cuidados a los pacientes.
Se deben tener muy en cuenta, y poner los medios organizativos y recursos humanos para aminorar todos estos estresores. De nada sirven tantos estudios si no se actúa sobre estas diversas causas.
reducir el estrés laboral en enfermería

Consejos para reducir el estrés laboral en enfermería.

Algunos de los consejos o recomendaciones que nos dan los expertos son:

  • Reconocer el estrés, detectando los síntomas y los estresores que originan la ansiedad.
  • Alejarse de las situaciones estresantes, de situaciones o personas tóxicas, dentro de lo posible.
  • Llevar una dieta equilibrada (evitar tomar excitantes, alcohol, tabaco...) y dormir de 7 a 8 horas al día.
  • Hacer algún tipo de deporte a diario, el que más le guste. Practicar técnicas de relajación y/o meditación, para desconectar y hacer lo que le gusta (escuchar música, leer un libro...)
  • Apoyo social, familiar.
  • Aprender a delegar tareas, Aprender a decir que no. Pida ayuda a los demás.
  • Hay que aceptar que algunas cosas ud. no las puede cambiar, por lo que tiene que dejarlas pasar y no alterarse. Hay muchas cosas en nuestra vida que no podemos controlarlas, por lo que no hay que luchar contra eso.
  • No trabajar más de 8 horas al día, descansar unos minutos entre tarea y tarea. Planificar y ordenar el trabajo. Hay que priorizar y realizar una sola cosa a la vez. Hacer las cosas sin prisa, en la medida de lo posible, y sin estar pendiente siempre de la hora. Concentrarse en la tarea presente.
  • Expresa tus sentimientos y tus problemas con alguna persona de confianza, evitando discusiones.
  • Se debe mantener alta la autoestima, teniendo fe en ti mismo y en tus facultades.
  • Hay que cuidar las relaciones personales y laborales; evita la competencia en el trabajo.
  • Visitar al médico cuando sea necesario.

Espero que este artículo pueda ayudaros a comprender mejor las causas del estrés y como reducir el estrés laboral en enfermería en vuestro día a día.