Tipos de apósitos para heridas-úlceras por presión.

 

 

 




Es muy importante realizar una adecuada elección entre todos los tipos de apósitos para la curación o  cicatrización de las heridas, entre ellas las úlceras por presión.

Estos apósitos permiten proteger y favorecer el proceso de cicatrización, proporcionando un ambiente óptimo de humedad, una buena circulación sanguínea que permita una buena oxigenación, y una reducción de los factores negativos como la carga bacteria.

¿Cómo elegir el apósito adecuado para cada herida?

La mayoría de los apósitos utilizados actualmente están basados en la cura en ambiente húmedo. Algunas de las cualidades básicas que deben tener los distintos apósitos que existen en el mercado para la curación de UPP  u otros tipos de heridas son:

  • Tiene que facilitar  un ambiente  húmedo que favorezca la curación.
  • Tiene que proporcionar  una barrera de protección  que aisle la úlcera  del exterior y la proteja de contaminación y traumatismos.
  • Debe ser permeable permitir a la herida traspirar.
  • Tiene que absorber las secreciones y proporcionar la humedad justa a la herida.
  •  Adaptable, estéril, flexible y de fácil de utilizar.
  • Debe poseer un adhesivo que no dañe la piel perilesional, ni la lesión y que su retirada sea poco o nada traumática para el paciente y la úlcera. No causar dolor en su retirada. Hay que tener en cuenta también el tamaño del apósito.
  • En caso de que hubiese esfacelos y/o tejido necrótico  debe permitir o favorecer su retirada.

El ambiente húmedo en el lecho de la herida hace que la curación sea más óptima, más rápida. Permite hidratar los tejidos desvitalizados evitando la muerte de las células.

La enzimas que se encargan de eliminar el tejido necrótico también están más presentes en la úlcera en este ambiente húmedo, al igual que los leucocitos (nuestras defensas frente a gérmenes).

Permite el crecimiento celular y favorece la angiogénesis, que es el proceso fisiológico de formación de nuevos vasos sanguíneos a partir de los vasos ya existentes.

Clasificacion de apositos

Clasificación o tipos de apósitos para heridas.

Actualmente existen numerosos tipos de apósitos en el mercado, y se pueden clasificar de muchas maneras:

  • Según presentación (apósitos impregnados, adhesivos o no, placas o cintas...)
  • Según sus características y su composición. Esta clasificación es la más usada por los profesionales (hidrocoloides, hidrogeles, espumas, poliuretanos, alginatos, hidrofibras, apósitos de plata, siliconas, apósitos de carbón activado...)
  • Según la función que hacen en la herida (bactericida, desbridante, absorbente...)




En otro artículo anterior Prevención y tratamiento de las úlceras por presión mencionabamos otra clasificación también interesante  de los parches o apósitos:


Apósitos Pasivos (p.ej.las gasas de algodón)
Apósitos Interactivos (p.ej. un tull gaso o apósito espuma hidrofílica)
Apósitos Bioactivos (p.ej. hidrocoloide, alginato…)
Apósitos Mixtos (p.ej. carbón activado, o apósitos de poliuretano)

En posteriores artículos iremos hablando de todos y cada uno de ellos. En los enlaces que ven en azul pueden pinchar y acceder a la descripción de ellos.