Biofilm o biopelícula

¿Qué es biofilm o biopelícula?

El biofilm o la biopelícula es una estructura tridimensional formada por comunidades de microorganismos complejas, y que fabrican una matriz extracelular polimérica con la que se envuelven y se protegen.

Estos microorganismos pueden ser de una o varias especies, que forman un ecosistema capaces de colonizar y adherirse sobre casi cualquier tipo de superficie (tejidos vivos o superficies inertes como el suelo o material quirúrgico). Esta matriz extracelular es adhesiva y protectora. Es una matriz polimérica compuesta principalmente por agua, exopolisacáridos, proteínas y ácido nucleico.

El biofilm protege a los microorganismos que lo forman (principalmente bacterias), de la respuesta inmunitaria del ser vivo, de la deshidratación o desecación, y de los biocidas (antisepticos, desinfectantes, antibióticos...).

El biofilm o la biopelícula se compone aproximadamente de un 15% de células y de un 85% de matriz extracelular.

 

bioflim




 

Determinación de biofilm en heridas o úlceras por presión.

La infección retrasa mucho la curación en las heridas, haciéndola crónicas. Estudios distintos muestran la afectación negativa del biofilm, ralentizando su curación. Las heridas crónicas suponen un importante problema de salud en todo el mundo. Teniendo en cuenta esto, un buen indicador clínico de sospecha de presencia de biofilm en las heridas será el retraso en el proceso de cicatrización.

Para detectar la existencia del biofilm en una úlcera por presión u otro tipo de herida se necesita tomar una muestra para laboratorio y realizar un cultivo. Se puede recoger con una torunda frotando con un hisopo el lecho de la herida, o bien con una biopsia del tejido (el método de extracción por biopsia es el más riguroso).

¿Se puede detectar el biofilm a simple vista en una herida?

Pues existen signos que nos pueden alertar de que existe biofilm en una herida, pero siempre será necesario un cultivo que lo corrobore. Serían además de los signos y síntomas de una infección:

  • La existencia de esfacelo y fibrina cubiertos por una película o capa brillante.
  • Tratamientos tópicos y sistémicos ineficaces.
  • Aumento del dolor.
  • Aumento del tamaño de la herida.

Además de estar presentes en las heridas, en catéteres, etc... el biofilm es responsable de enfermedades infecciosas más graves como endocarditis de válvulas cardiacas, otitis, prostatitis, infecciones sobre implantes médicos, etc...además de estar relacionadas también con infecciones en animales y en la industria alimentaria.

¿Cómo eliminar el fiofilm en una úlcera por presión?

Es importante en enfermería saber detectar el biofilm y actuar para su eliminación. La colaboración de un equipo multidisciplinar nos dará mejores resultados en la cura de una herida que presenta biofilm.
La resistencia de los microorganismos por el biofilm bacteriano, a los mecanismos de defensa del huésped y a la terapia antibiótica constituye un verdadero problema de salud pública.

El biofilm puede llegar a producir una contaminación grave y difícil de eliminar debido a su elevada resistencia a los procedimientos de limpieza y de higiene convencionales. Pueden llegar a ser hasta 1.000 veces más resistentes a los desinfectantes, biocidas y antibióticos que los microorganismos sin biofilm.

Centrándonos en la eliminación de biofim o biopelícula en una herida:

  • Uno de los productos que previenen y eliminan el biofilm es PRONTOSAN (nombre comercial) y clorhexidina. En un estudio comparativo realizado por el Servicio de Microbiología del Hospital Universitario Virgen Macarena y la Universidad de Sevilla, una de sus conclusiones es que Prontosan® obtuvo mayor eficacia que clorhexidina al 2% (particularmente a las 24h y 48h) tanto en la capacidad de erradicar el biofilm maduro como en la actividad bactericida sobre dichos biofilms, llegando en numerosas ocasiones a erradicar por completo a las bacterias viables del mismo.
  • Las condiciones del lecho de la herida son fundamentales en el proceso de cicatrización, por eso es necesario que las heridas estén sanas, aunque el concepto pueda ser contradictorio. El desbridamiento periódico elimina y bloquea la formación de nuevo biofilm y es la manera más eficaz para lograrlo. La frecuencia y eficiencia del desbridamiento (tanto enzimático, quirúrgico y autolítico) reduce el riesgo de sufrir la formación de biofilm en una herida.
  • Otras estrategias terapeúticas en combinación con las anteriores es el uso de antibióticos locales y sistémicos.
  • El biofilm es de distinta composición según los microorganismos que lo forman, y la eficacia de los métodos para la eliminación del biofilm deben evaluarse en cada enfermo en particular.

 




La biopelícula se suele asociar a procesos infecciosos, pero no siempre es así. Existen biofilms beneficiosos, por ejemplo los que se forman en  la superficie de los dientes, que protegen frente a la colonización por otros patógenos exógenos.

Para más información profesional sobre biofilms, puede consulta el siguiente enlace del sistema sanitario de Navarra.

Es una información de  www.paraulcerasporpresión.com